Debido a las diferencias en las capacidades de nuestro gusto, las opiniones de los sabores de café puede variar mucho, pero ¿cómo los expertos pueden llegar a saber sobre el sabor?

 Puede ser difícil separar el aroma y el sabor. El aroma se percibe principalmente a través del sentido del olfato y permite que el degustador distinga entre los diferentes sabores de un café. Cuando los degustadores hablan de un sabor balanceado, se refieren a que un café tiene la presencia satisfactoria del aroma y el sabor en donde ninguna de las características es más poderosa que la otra.

Con tanto misterio y pasión en medio de todo, la degustación de café es una práctica que está ganado cada vez más adeptos en el mundo entero. En la cata de café se aplican los cinco sentidos, analizando las influencias de la bebida en nuestro ser. Así, analizaremos su sabor, su aroma, aspecto, cuerpo, detalles y notas visuales, y mucho más.

Puede ser difícil separar el aroma y el sabor. El aroma se percibe principalmente a través del sentido del olfato y permite que el degustador distinga entre los diferentes sabores de un café. Cuando los degustadores hablan de un sabor balanceado, se refieren a que un café tiene la presencia satisfactoria del aroma y el sabor en donde ninguna de las características es más poderosa que la otra.

Distinguiremos los olores que se desprenden del café: tostado, maderoso, fresco, profundo y todo aspecto que el aroma de la bebida despierte en nuestra mente.

Para iniciar la sesión de degustación, haz que el agua hierva un poco. No uses agua filtrada, ya que el agua suavizada artificialmente puede afectar el sabor. Además, al mezclar y probar el café, sólo usa una cuchara de plata, para que un sabor extraño no afecte el proceso de prueba de tazas de café. Sirve tu café en una taza o en un tazón y observa su apariencia.

Consejos para una adecuada desgutación de café

Los amantes del buen café saben cuál es el punto perfecto de esta bebida.

Oler Primero

La lengua sólo es capaz de distinguir cuatro sabores: salado, dulce, amargo y ácido, mientras que la nariz, por otra parte, puede detectar miles de sutilezas. Al probar un café, debemos olerlo primero.

Sorber tiene sentido

Para sorber, debemos airear el café dispersándolo a través de su paladar, esto permite que los sabores y aromas sutiles lleguen hasta la nariz.

La geografía de su paladar

Al catar un café, piense en qué parte de la lengua está experimentando los sabores. ¿El café que ha golpeado en la punta y los costados de la lengua? ¿Cómo se siente el café en la boca? ¿Qué es el “peso” de café en la lengua?
Luego de este primer proceso, se pasa a describir el café. 

Section

Empty section. Edit page to add content here.

¿Buscas apreciar mejor una deliciosa taza de café?

Anímate a analizar distintas variedades, a explorar sus diferencias, y de este modo encontrar el café justo que mejor se adapte a cada momento compartido.

Descubrir