No existen datos científicos ni concretos que demuestren a ciencia cierta la verdadera procedencia del café, pero entre los cuentos y leyendas más creíbles por sus narraciones que datan del  X esta la del pastor KALDI de Abisinia, hoy actualmente conocida como Etiopía, este pastor se percató de que sus cabras estaban inquietas y llenas de energía cuando las llevaba a alimentarse a una zona  de las montañas, luego de tomarse la molestia de averiguar que ponía a sus cabras en ese estado, se percató de que las cabras comían unos pequeños frutos rojos parecidos a las cerezas, estos bayas provenían de un arbusto que crecía abundantemente en la zona.

Kaldi decidió recolectar unas pocas y llevársela a los monjes capuchinos donde el Abad las cocino  y al probar la bebida degusto un desagradable sabor, la amargura fue tal que decidió arrojarlas al fuego, las bayas comenzaron a emanar un agradable e intenso aroma, por lo que decidieron sacarlas de las llamas y prepararon una tisana, con ello lograron constatar que la bebida los mantenía despiertos incluso en las largas vigilias de oración. Con el tiempo lograron utilizar los frutos del arbusto hasta lograr preparar la bebida que hoy conocemos como café.

La primera evidencia creíble de beber café o del conocimiento del árbol del café aparecen en la mitad del siglo XV, en los monasterios sufí del Yemen. Fue en Arabia que fueron los primeros granos de café tostado y molido, similar a la preparación moderna. En el siglo 16, que había llegado el resto del Oriente Medio, Persia, Turquía y el norte. Café luego se extendió a Italia, y al resto de Europa, a Indonesia, y las Américas

Mientras que en nuestro país se  empieza el cultivo de café a partir del año 1860 en grandes extensiones sobre todo en la parte de Manabí y no fue hasta el año de 1880 cuando se comenzó con las primeras cosechas también coincidió con la apertura de Ecuador  al mercado mundial llegando a convertirse en uno de los principales exportadores de café y cacao.